22 enero, 2019
Salud ocular en el trabajo

Salud ocular en el trabajo

Habrás comprobado que son   muchas   las   horas   de   la   jornada  laboral las  que  se  pasan   los trabajadores   en   su   puesto   de   trabajo, aproximadamente  un  tercio  del  día.  Esto  supone  un  sobreesfuerzo  para  la  vista  y es, por  tanto, causa de fatiga visual. El  trabajo en sí ya supone un motivo de fatiga, a lo que habría que añadir las condiciones en las que se desarrolla este trabajo, por ejemplo, el exceso de aire acondicionado, condiciones de luz, etc. Al final, la pobre vista es la que acaba pagando todo este esfuerzo laboral.

La  vista  es  un  sentido clave  en  nuestra  actividad  diaria, no en vano, el  80%  de  la  información  que  procede  del exterior lo hace a través del sentido de la vista. Muchos trabajos no se podrían desarrollar si no fuera por la vista. Según los  resultados  del  Barómetro  Mundial  de  la  Salud  Ocular, el  83%  de  los  trabajadores  afirma  que  la  pérdida  de  visión  tendría  un  gran  impacto  en  su calidad de vida, eso está claro.

Tanto los empleadores como los trabajadores deben estar conscientes de los riesgos que corre su vista,  especialmente cuando tienen trabajos de alto riesgo. Estos trabajos incluyen la construcción, manufactura,  minería, carpintería, reparación de autos, electricidad, plomería, soldadura y mantenimiento. Si se eliminan o reducen los peligros para los ojos y también se usa un equipo adecuado para proteger los ojos, se pueden prevenir muchas de las lesiones en los ojos. El riesgo de que ocurran lesiones en los ojos y la necesidad de tener medidas preventivas dependen del tipo de su trabajo y de las condiciones en su lugar de trabajo.

Los empleadores pueden tomar varias precauciones para que el área de trabajo sea lo más segura posible y reducir el riesgo de daño visual y de la ceguera causados por lesiones. Toma nota porque desde la Clínica Estética Ocular, especialistas en cirugía plástica ocular, nos van a dar las pautas que tienes que seguir para poder mantener una correcta salud ocular.

Usa protección

Igual que cuando vas a la playa usas protección para la piel, en este caso hay que emplear protección para la vista. El programa de salud ocupacional de la empresa indicará y capacitará en el uso de estos implementos para prevenir daños visuales y oculares según el tipo de riesgo detectado como material particulado, traumas, manipulación de material, quemaduras o heridas, manipulación de sustancias químicas, iluminación o la radiación no ionizante.

Iluminación

Hay que contar con una apropiada cantidad de luz en el punto focal, ya que es determinante para tu rendimiento laboral, evitar la fatiga visual a causa de un sobre esfuerzo y los accidentes de trabajo. La iluminación debe estar distribuida uniformemente, sin interrupción o intermitencias en el suministro, así como que en el lugar no se presenten contrastes marcados entre claro y oscuro. Ten en cuenta que luz no debe caer directamente sobre tus ojos ni tampoco deben producirse sombras sobre los objetos que estás enfocando, por ejemplo, cuando escribes en el papel.

Sol

Los efectos de la radiación solar continua sobre tus ojos y su funcionamiento te pueden provocar principalmente a largo plazo conjuntivitis, malformaciones en los párpados, alteraciones en la transparencia del cristalino, es decir, la famosa catarata, o degeneración de las células de la retina con la consecuente disminución permanente de la visión. Igualmente, los ambientes calurosos disminuyen las enzimas bactericidas y te expones a la aparición de una conjuntivitis.

Haz pausas

Cuando realizas tareas que requieran tu concentración y uso de la visión próxima o intermedia durante largo tiempo es saludable hacer una pausa cada 20 o 30 minutos.

Postura

El trabajo en el escritorio requiere que guardes una distancia de aproximadamente 45 a 55 cm de la pantalla del computador, la cual de debe estar a la altura de los ojos, así como mantener una postura correcta cuando realizas trabajos como leer o escribir.

Aquí tienes unas series de consejos que si les sigues seguro que mejora tu salud ocular en el trabajo. Y recuerda siempre esta fórmula: ante las pantallas, tanto niños como mayores, deben seguir la regla del 20-20-20: Tras cada 20 minutos de trabajo, 20 segundos de descanso, observando algo a 20 pies (6 metros) de distancia.