27 octubre, 2021
La producción de taquillas para centros educativos se multiplica en España en los últimos años

La producción de taquillas para centros educativos se multiplica en España en los últimos años

La Educación es uno de los pilares centrales de cualquier sociedad que se precie. Está claro que, sin ella, viviríamos todavía en el Paleolítico y que no habría ninguna posibilidad de desarrollo para el ser humano. Todo el mundo lo sabe y es por eso por lo que, con independencia del país del que seamos y de su régimen político o su potencia económica, en él se produce una inversión anual en Educación destinada a la edificación de colegios, institutos o universidades. Es el mejor camino para construir un futuro mejor.

Es cierto que hay más interés por este tema en algunos lados que en otros. En España podemos sentirnos realmente bien en lo que respecta a esto, porque la inversión anual en Educación es significativa desde hace mucho tiempo y la verdad es que esa es la clave de que nuestro país haya evolucionado a la perfección durante todo el siglo XX en lo que a conocimientos adquiridos por los y las estudiantes se refiere. La alfabetización de la sociedad primero y su hiperprofesionalización después se han encargado de demostrarlo con creces a propios y extraños. Y eso tiene mucho mérito.

Por ver un ejemplo concreto, vamos a hacer mención a la inversión exacta en Educación por parte del Gobierno en el año 2019. Esta información fue vertida en la página web oficial de la Moncloa y asegura que la inversión en Educación en dicho año fue de, nada más y nada menos, 53.052 millones de euros. Se trata de una cifra tremenda y que, desde luego, pone de manifiesto que este tema ocupa un puesto central en nuestra rutina, habiendo crecido, por cierto, en un 4’7% en comparación con el año anterior. Y esperamos que siga creciendo, porque eso seguirá otorgando beneficios a nuestra sociedad.

¿Qué supone esto a nivel industrial?

La inversión de tal cantidad de dinero en Educación está dividida en varias partidas. Y una es la que tiene que ver con construir y equipar los centros en los que se imparten las clases. En España, según la página web basesdedatoscolegios.com, hay un total de 28.816 centros educativos de los cuales más de 19.000 son públicos. Levantar y equipar estos lugares requiere de un gran esfuerzo industrial que no ha de pasar desapercibido y que, desde luego, también tiene una importancia tremenda a la hora de hacer posible que nuestra Educación sea de las mejores de todo el mundo.

¿Qué tipo de producciones industriales son necesarias para un centro educativo y que puedan permitir facilidades a la hora de hallarse en ese lugar a diario? Está claro que las taquillas tienen una gran importancia en este sentido, una importancia que nos han confirmado desde Taquicel cuando nos han comentado que, en el último lustro, se ha duplicado el número de pedidos de estos productos por parte de las comunidades autónomas para equipar los centros educativos que son de su competencia.

La comodidad en el estudio diario, el mayor de los beneficios

Para un alumno, disponer de taquillas en su centro educativo es un avance que, desde luego, solo deja beneficios. Normalmente, se suelen tener unas seis clases al día, lo que implica que hay que llevar seis libros, otros tantos cuadernos y una tablet en la mochila todos los días. Eso implica un desgaste corporal en el alumno que le puede generar problemas que pueden terminar afectando a su estudio diario. Si ese alumno dispone de una taquilla, puede ir rotando los libros y cuadernos que se lleva a casa en función de sus necesidades, reduciendo la carga en la mochila y el esfuerzo que debe realizar al portarla.

Puede parecer una tontería, pero la verdad es que todo lo que hemos comentado en el párrafo anterior tiene mucha importancia. Los alumnos deben disponer de las máximas facilidades para realizar su labor. En cuanto empiezan a detectar problemas, es más fácil que se despisten o que se desmoralicen. Hay que recordar que, en su mayoría, son muchachos y muchachas de corta edad y que no tienen la fuerza mental suficiente como para levantarse ante según qué problemas. La misión de la administración pública es otorgarles las infraestructuras necesarias para estudiar y precisamente por eso ha aumentado el número de taquillas en los centros educativos en los últimos años.

Hay que seguir en esta vía de promoción de la Educación. Es la única manera de conseguir un país todavía mejor para el futuro. España merece estar entre las naciones más fuertes del mundo en este sentido y creemos que, con inversiones como de las que hemos venido hablando, estamos en la secta correcta. Ojalá que sigamos en la buena onda con independencia de los gobiernos que estén por venir.