8 noviembre, 2019
La industria tecnológica renueva tratamientos y técnicas para odontólogos

La industria tecnológica renueva tratamientos y técnicas para odontólogos

La salud es una de las cuestiones principales que deben gobernar nuestra vida si lo que queremos es disfrutar de la misma durante la mayor cantidad de años posible. Es cierto que, a veces, esta tarea no es en absoluto sencilla porque son muchos los órganos de nuestro cuerpo que se pueden ver afectados por la cosa más simple. Pero lo que no podemos olvidar nunca es que tenemos que estar siempre alerta, pasando los reconocimientos que sean necesarios para asegurarnos de que todo está bien y corregir a tiempo todo lo que pueda encontrarse en problemas.

Una de las cuestiones que no puede provocar la muerte pero que sí puede hacer que nuestra vida sea sensiblemente peor es la que está relacionada con nuestra salud dental. La verdad es que el hecho de que no ocasione un peligro directo para la vida humana es algo que hace que las personas nos confiemos en lo que tiene que ver con la salud de nuestros dientes. Y ese es un error de bastante enjundia, la verdad. No cuidar de nuestras piezas dentales puede tener un efecto realmente importante en lo que respecta a nuestra calidad de vida y eso es algo de lo que nos terminaremos arrepintiendo. Seguro.

La llegada de las nuevas tecnologías está permitiendo que las personas estemos empezando a encontrar una manera de terminar con todos los problemas dentales que nos acechan de una manera bastante eficaz y, en algunas ocasiones, también más barata. Cada vez son más clínicas dentales las que disponen de estas nuevas tecnologías que están animando a mucha gente a empezar a ir al dentista. Son bastantes las empresas e industrias que se encuentran fabricando y perfeccionando este tipo de tecnologías en lo que, sin duda, es una de las mejores noticias que ha recibido el sector odontológico en los últimos años.

Un artículo que fue publicado en el portal web de Gaceta Dental informaba de lo importantes que son las nuevas tecnologías en lo que respecta a una actividad como la que ejercen los dentistas en nuestro país. En dicho artículo se indica que esas nuevas tecnologías han reforzado de alguna manera la seguridad del paciente, que ahora ha perdido cierto miedo a acudir al dentista gracias a ellas. El buen funcionamiento de estas tecnologías está haciendo que la producción de todo tipo de material odontológico crezca en las fábricas españolas.

Las nuevas máquinas y herramientas que usan los dentistas en los momentos en los que nos encontramos garantizan un trabajo mucho más eficiente, seguro para el paciente y que también permiten reducir los costes a largo plazo. Es lo que nos han comentado desde la clínica Mesiodens, situada en la ciudad de León. Sus profesionales nos han comentado, en una pequeña charla, que existe toda una industria que se encuentra dedicada, en estos momentos, a la elaboración de instrumental para dentistas basado únicamente en las nuevas tecnologías. Y es que este dato es más que significativo.

Acudir al dentista es una necesidad para la población española

En España nunca nos hemos caracterizado por cuidar nuestros dientes de una manera general. Hemos querido rescatar un artículo que fue publicado en eldiario.es en el que se indica que hay ocho cosas malas que nos pueden suceder si no nos ponemos las pilas en este sentido:

  • Podemos tener halitosis, con lo que debilita eso a nuestra imagen.
  • En el caso de las mujeres, aumenta el riesgo de sufrir un parto prematuro.
  • Se tienen más posibilidades de padecer una enfermedad tan molesta como la artritis.
  • Se es candidato a sufrir un infarto de miocardio, ahí es nada.
  • En el caso de ser diabéticos, se acentúa nuestra enfermedad de una manera considerable.
  • Se puede llegar a padecer una mayor cantidad de lesiones musculares en el caso de hacer deporte con asiduidad.
  • Los problemas de espalda podrían ser cada vez más comunes en nuestra vida diaria.
  • Hay más posibilidades de acabar con gastritis crónica a causa de que la masticación será menos efectiva y tendremos que tragar alimentos más grandes.

Es evidente que todas estas cosas hacen necesario que cuidemos de nuestra higiene bucal de una manera mejor de la que venimos haciendo gala en los últimos años. Es una necesidad que tenemos que asumir como propia y que ahora, tal y como os hemos comentado, es algo que puede resultar mucho más efectivo gracias a la llegada de las nuevas tecnologías.

La industria, desde luego, está poniendo de su parte para que se desarrollen nuevas herramientas tecnológicas que permitan que la salud dental de nuestra población sea mejor. La verdad es que algo hemos avanzado en este sentido. Pero hay que aspirar a más. Siempre. La tecnología siempre va a ser una aliada para los odontólogos y, de hecho, muchos de ellos ya han reconocido que ha aumentado el número de pacientes en sus consultas gracias a ella. Esperamos que todo siga por este camino. Significará que seguimos haciendo las cosas bien.