16 octubre, 2018
Aperitivos: una tradición muy a la española

Aperitivos: una tradición muy a la española

España es un país muy dado al consumo de alimentos entre horas. Es precisamente por cuestiones como estas por lo que es bien conocida una de las tradiciones más arraigadas a lo largo y ancho de nuestro territorio: la del aperitivo, un momento que en nuestro país nadie cambia por nada y que supone la mejor parte del día para buena parte de nuestra probación. La mejor prueba de ello es que ya no se trata de algo que se realice solo durante los fines de semana. La hora del aperitivo ya es algo típico de cada día.

Esto lo han notado aquellas empresas que se dedican a la producción o al reparto de todo tipo de productos que se elaboran con el objetivo de que todos los negocios hosteleros de nuestro país puedan elaborar sus tapas características para el almuerzo de sus clientes. Este negocio emplea a mucha gente y es ya uno de los más importantes de nuestro país en materia de alimentación. Y es que, en España, a diferencia de lo que ocurre en otros países, valoramos que el tiempo en el que nuestra gente se toma el ‘break’ de media mañana es idóneo para acompañarlo con algo de picar.

El volumen de aperitivos que tienen origen en nuestro país es tal que hasta los hay que son típicos de una parte concreta del año. Valga como ejemplo un artículo publicado por La Nueva España, en el que se comenta cuáles son algunos de los aperitivos más clásicos del verano. El otoño también tiene los suyos, por lo que no debéis preocupaos por nada. Este tipo de cuestiones son las que hacen de nuestro país un lugar diferente y que es capaz de cautivar a cualquiera que lo visite al menos una vez en su vida.

Existe mucha gente y muchas industrias que, como hemos apuntado con anterioridad, viven de una actividad económica como la que genera este sector. Valga como ejemplo un artículo publicado en el portal web Sabor Mediterráneo, en el que se comenta que España es, solamente por detrás de Estados Unidos, el segundo productor de almendra de todo el mundo. Eso conlleva que mucha gente se dedica a ello en nuestro país y que conseguimos muy buenos beneficios exportando una parte de esas almendras. En definitiva, tal actividad genera riqueza, algo que precisamente no nos sobra.

Cada vez son más las empresas que se dedican a la producción de aperitivos de todo tipo. El volumen de negocio que existe dentro de este sector es el principal argumento que tienen muchos a la hora de acceder al mismo, pero lo cierto es que no todos los que comienzan en esta actividad consiguen incorporarse con garantías al mercado. Según nos han comentado desde Aperitivos Saiz, una de las entidades que lleva en contacto con esta labor durante muchos años, a pesar de que se consume mucho este tipo de productos, la apuesta por la calidad por parte de los hosteleros y de los consumidores finales es más que evidente.

La mezcla de variedad y especialización, clave

¿Cuáles son las claves para triunfar en este negocio? No hay una fórmula mágica que nos vaya a permitir triunfar en el 100% de los casos, pero sí que es cierto que la combinación de varios factores como lo pueden ser la variedad de productos que se elaboran y la especialización en cada uno de ellos es una manera de llamar la atención de los negocios hosteleros y de hacerles ver que la apuesta que estamos llevando a cabo es firme y va muy en serio. Y nada mejor que la seriedad para triunfar en el mundo de los negocios.

Los ingredientes de los que hemos hablado son muy importantes a la hora de tener un cierto éxito en un sector como este. Y sobre todo para irrumpir con fuerza en un mercado que presenta unos índices de competencia muy grandes y que tantos problemas han dado a los negocios que son nuevos en un sector como del que venimos hablando. Aprovechar la gran tradición que existe en España con los aperitivos es posible, pero hay que ser consciente de que no se puede conseguir de cualquier manera.

Tiene pinta de que los españoles vamos a seguir empleando en el futuro parte de nuestras mañanas para tomar un pequeño aperitivo que sea la conexión perfecta entre la hora del desayuno y la de la comida. Se trata, además, de uno de los momentos que los españoles más queremos de todos los que componen el día. No cabe duda de que todo lo que gusta termina convirtiéndose en algo habitual y es por eso por lo que el aperitivo viene siendo, desde hace varias décadas, en una verdadera costumbre que ya forma parte, con todas las de la ley, de nuestra cultura.