Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Compartir

Volar con perro: ¡Cómo prepararlo!

¿Qué podría ser mejor que pasar la mejor época del año con tu compañero de cuatro patas? Esto es relativamente fácil en coche o en tren. Sin embargo, cuando vueles con un perro, hay algunas cosas que debes tener en cuenta, de lo contrario, tus vacaciones pueden terminar abruptamente en el mostrador de vuelo. También debes tener en cuenta que el vuelo es un factor de estrés importante para tu mascota. Algunas razas, por ejemplo, representantes de respiración corta como los bulldogs y, en general, perros viejos, no deben volar por razones de salud. ¡Lee aquí qué factores nos indican los profesionales de Star Cargo y que hay que tener en cuenta para que puedas volar sin preocupaciones con tu perro!

Planifica correctamente el vuelo con un perro

Cada aerolínea tiene sus propios requisitos para el transporte de perros, que generalmente dependen del tamaño, el peso y, a veces, de la raza del perro.

En muchos casos, los perros pequeños tienen la suerte de poder volar contigo en cabina. Para ello, necesitas transportines o bolsas especiales para perros con la forma y el tamaño prescritos, que estén completamente cerradas y, por supuesto, permeables al aire.

Los perros medianos y grandes, pero sobre todo los pesados, sólo podrán viajar en una caja de transporte en bodega. Con la mayoría de las aerolíneas, esto se aplica a los perros que pesan ocho kilogramos o más.

Tienes que ser consciente de que volar en bodega supone puro estrés para todos los perros. Por lo tanto, es muy importante que prepares a tu perro adecuadamente y lo acostumbres a la caja de transporte prescrita durante semanas o meses. Averigua con anticipación si tu aerolínea permite la raza de tu perro. Las razas excluidas del transporte pueden incluir pugs, bulldogs y boxers, es decir, cualquier raza de perro con nariz chata u hocico corto debido a su raza. Estas razas tienen problemas para obtener suficiente aire cuando hace calor o están estresadas, y también se consideran propensas al estrés.

Se debe consultar a un veterinario con respecto a la salud general y la resistencia de tu perro. Por último, pero no menos importante, también es importante averiguar a tiempo qué regulaciones de entrada tiene el país de destino respectivo. Averigua qué vacunas y con qué intervalos necesita el perro y si existen normas de cuarentena. Dentro de la UE, un animal debe tener un pasaporte para mascotas de la UE, estar chipado y vacunado contra la rabia.

Entrada en países de la UE: estas tres cosas son obligatorias para los perros

La buena noticia: viajar con su perro dentro de los países de la UE nunca ha sido tan fácil. El Reglamento de la UE n.º 576/2013 regula los requisitos de entrada para perros desde 2013 y se aplica a todos los países de la UE.

Tu perro necesita entrar en todos los países de la UE:

  1. Pasaporte para mascotas de la UE (“pasaporte azul”).
  2. Microchip identificativo.
  3. Vacunación antirrábica válida (al menos 21 días de antigüedad).

1. El pasaporte de la UE para animales de compañía: obligatorio

El pasaporte de la UE para animales de compañía solo puede ser emitido por veterinarios autorizados. Antes de que el veterinario ingrese la información necesaria y las vacunas en el pasaporte de la UE para perros (reformulado), el animal debe estar debidamente vacunado y claramente asignado a su pasaporte para animales. Esta tarjeta de identificación de la UE para perros es prueba de identidad y certificado de vacunación en uno. A más tardar desde el reglamento de la UE de 2013, se debe tener especial cuidado al completar el pasaporte animal.

Componentes del pasaporte de la UE para animales de compañía:

  • Información sobre el dueño del animal, ingresada por el veterinario y firmada por el dueño del animal.
  • Foto de la mascota.
  • Vacunas y vacunas de refuerzo con identificación oficial (pegatina) y período de vigencia.
  • Tipo de microchip, número de microchip y código de barras.
  • Detalles de la ubicación del tatuaje (si se tatuó antes de julio de 2011).
  • Información sobre la identificación del perro por parte del veterinario (debe estar plastificada).
  • Entradas manuscritas firmadas y selladas por el veterinario.
  • Nombres e información de contacto del veterinario emisor (página IV del pasaporte para mascotas).

Los pasaportes antiguos de animales siguen siendo válidos. Para evitar actividades fraudulentas, las pegatinas utilizadas allí para las vacunas y el número de microchip deben protegerse en consecuencia, por ejemplo, mediante laminación o tiras adhesivas. Un pasaporte para mascotas no puede “caducar” ni perder su validez; es válido hasta la muerte del animal.

2. El microchip: una condición importante para la entrada con un perro

El Reglamento de la UE 576/2013 estipula que los perros deben marcarse electrónicamente para una identificación clara. Para ello, se implanta un chip debajo de la piel en el lado izquierdo del cuello del amigo de cuatro patas. Si es posible, esto debería corresponder a la norma ISO 11784. Porque con microchips de un estándar ISO diferente, el dueño del perro debe proporcionar él mismo un lector correspondiente.

Atención: Si no se puede leer el microchip, se le negará la entrada con el perro.

3. La vacunación antirrábica: La validez comienza tres semanas después de la primera inyección

También se requiere una vacuna contra la rabia para ingresar a los países de la UE. Este debe constar en el pasaporte del animal de compañía y, sobre todo, ser válido. Las vacunas contra la rabia de algunos fabricantes son efectivas por tres años. Asegúrate de que su perro solo reciba estas vacunas y que el período de validez esté correctamente ingresado en el pasaporte para mascotas de tu perro.

Las vacunas antirrábicas anuales no son obligatorias por ley en la UE desde 2004. Según los últimos hallazgos veterinarios de organizaciones veterinarias internacionales de renombre, no solo no tienen ningún valor añadido para el sistema inmunológico de tu perro, sino que incluso pueden dañar su salud.

Bolsas y cajas de transporte para perros obligatorios para viajar en avión

La mayoría de las aerolíneas permiten que perros de hasta ocho kilogramos vuelen en cabina, incluida la bolsa de transporte. Las excepciones a esto son los perros guía y de servicio. La bolsa de transporte homologada suele tener unas dimensiones máximas de 55 cm x 40 cm x 23 cm.

No se podrá sacar al perro durante todo el vuelo, ni sacar la cabeza. También está prohibido colocar las maletas en un asiento libre a tu lado. La bolsa con su perro debe permanecer en el espacio para los pies frente a ti.

Para perros que pesan más de ocho kilogramos y, por lo tanto, se transportan en la bodega, necesita una caja de transporte especial para perros. Debe cumplir con las regulaciones de IATA, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo.

Estas cajas certificadas son particularmente estables y bien ventiladas. El perro debe permanecer erguido en su transportador y poder girar cómodamente. Se debe colocar agua fresca en la caja para que no se derrame durante el transporte. También se requiere una almohadilla absorbente para absorber líquidos en caso de que su perro necesite hacer sus necesidades o se derrame el agua potable.

Prepara a tu perro adecuadamente para el vuelo

Aunque algunas aerolíneas alquilan jaulas para volar con perros, tiene sentido acostumbrar al perro a su propia jaula unas semanas antes del vuelo. Para ello, instala la caja o bolsa para el perro pequeño en tu casa un tiempo antes del vuelo y transfórmalo en un lugar para dormir y descansar para tu perro. Coloca mantas, juguetes favoritos y una camiseta tuya usada en la jaula para que tu perro se sienta seguro dentro. También puedes alimentarlo en él por un tiempo.

Después de unos días (o semanas) después de que tu perro se acostumbre a la jaula, comienza a cerrar la puerta de la jaula. Al principio, quédate cerca de él y observa cómo reacciona. Si está tranquilo, sal de la habitación unos minutos y déjalo en la caja.

Tu perro debe dejar de beber poco antes del vuelo. Llévalo a dar un paseo antes de que tenga que entrar en la caja de transporte. Evita vuelos demasiado largos con el perro y ten en cuenta que incluso en un vuelo de media distancia, tu perro pasará cinco horas o más solo en el box y en condiciones muy estresantes (ruido, entorno desconocido, bajas temperaturas, poca luz).

Sedantes para perros en vuelos: pros y contras

Si los perros deben recibir o no un tranquilizante en un avión es un tema de controversia. La mayoría de los veterinarios no recomiendan medicamentos sedantes porque los efectos secundarios pueden provocar problemas circulatorios que pueden provocar la muerte del perro. Los sedantes a base de plantas, por otro lado, son una alternativa viable, son levemente sedantes y alivian la ansiedad.

Si se ha decidido por un sedante en consulta con tu veterinario, entonces debes probarlo en tu perro días antes. Esta es la única manera de saber a qué dosis reacciona su perro y si tolera el medicamento.

Una buena alternativa para el bienestar de tu perro son los hoteles caninos y los cuidadores de perros privados que cuidan de tu perro mientras vuelas de vacaciones. Unas vacaciones en destinos a los que se puede llegar fácilmente en coche, y que son libres de estrés para su perro, también son una buena alternativa.

Más leidos

Comparte

Facebook
Pinterest
LinkedIn
Scroll al inicio