16 julio, 2019
La industria del automóvil busca nuevas energías para seguir creciendo

La industria del automóvil busca nuevas energías para seguir creciendo

La industria del automóvil es una de las que más dinero mueve cada año en nuestro país y es que la ubicación de nuestro territorio hace de España uno de los puntos más interesantes para que las firmas instalen sus factorías y sus centrales logísticas aquí. Esto se debe a que somos la puerta de entrada a Europa por carretera, así como tenemos a África a muy pocos kilómetros y podemos salir hacia América por mar. Además, las conexiones ferroviarias, por carretera, por mar y por aire de nuestro país son unas de las mejores y un motivo más para que las grandes compañías nos elijan.

Es por ello por lo que a lo largo de nuestra geografía tenemos diferentes plantas de ensamblaje de coches, así como empresas auxiliares y logísticas. Sin embargo, la realidad es que este sector, que emplea a tanta gente de forma directa e indirecta, está sufriendo uno de los mayores cambios de su historia. Un camino hacia una nueva era que pasa por la búsqueda de nuevas fuentes de energía para alimentar los motores que muevan el mundo. Así que seguid con nosotros y os contaremos por donde pasa el futuro del sector de la automoción.

Como os decimos, este es uno de los sectores empresariales que más dinero mueve cada año. Unas cifras que le hacen tener una gran relevancia social y que permiten que muchas familias de varias ciudades españolas puedan vivir dignamente. Sin embargo, este sector se enfrentará en los próximos años a uno de los mayores cambios de su historia, un cambio que tiene que ver con la energía y es que ya ha llegado el momento de dejar atrás a los motores de combustión. Así, esta nueva energía que se busca pasa principalmente por la electricidad y es que, aunque es cierto que existen prototipos con otras opciones, como el gas natural, el agua o el hidrógeno, parece que lo más realista y lo que comienza a estar más extendido es la electricidad.

Una nueva forma de entender el futuro de la automoción en la que España también tiene mucho que ver y es que los gigantes chinos de las baterías y del automóvil muestran su interés por invertir en España. Tanto es así, que la ministra de Industria, Reyes Maroto, ha concluido este jueves su visita de cinco jornadas a las ciudades de Shanghai, Hefei y Shenzen en busca de nuevas oportunidades para las empresas españolas y es que lograr el apoyo de los empresarios chinos supondría un gran avance para nuestro país, en materia laboral.

Pero lo cierto es que este paso adelante no solo afecta a los fabricantes de automóviles, sino que también influye en todas las industrias accesorias. Este es el caso de los talleres de reparación de vehículos, los cuales han de adaptar sus protocolos y sus sistemas de trabajo a nuevos coches que pueden llegar a sus instalaciones con problemas tan diversos como que se viesen envueltos en alta tensión, debido a un mal aislamiento o a una fuga de las baterías. Así, en este campo, nosotros os recomendamos a Taller Auto Babel y es que en una época de constantes cambios y evoluciones, sobre todo en lo que a materia eléctrica respecta, ellos ya están puestos al día y conocen de primera mano las realidades del mercado, por lo que su coche estará con ellos en las mejores manos.

Pero si hay una cosa que es cierta es que de convertirse nuestro país en uno de los lugares clave para el desarrollo de las baterías del futuro, tendríamos la casi segura garantía de que todas y cada una de las fábricas de automóviles que se asientan en España se siguiesen manteniendo operativas y es que los costes de envío de componentes eléctricos serían muy baratos ya que tan solo distarían unos pocos kilómetros desde las fábricas hasta las plantas de ensamblaje.

Otras alternativas a la electricidad en los coches

Tal y como os hemos mencionado, la realidad es que más allá de la electricidad hay vida, sin embargo, lo cierto es que esta es la energía que más se está desarrollando en todo el planeta. No obstante, desde hace ya unos años tenemos en circulación miles de vehículos que van propulsados a GLP, sobre todo en países como Francia, donde está muy extendido su uso y goza de un precio muy competitivo, así como también existen coches que cuentan con un depósito de gas natural, tal y como ocurre con los Seat de nueva generación. Además, el hidrógeno es otro de los posibles combustibles del futuro, al igual que el agua.