14 mayo, 2020
Evita riesgos: medidas de seguridad en garajes

Evita riesgos: medidas de seguridad en garajes

Estamos muy acostumbrados a prestar mucha atención a la seguridad del interior de la vivienda, pero es muy útil hacerlo también con la entrada del garaje, ya que al ser un punto a través del cual se puede acceder dentro de la casa y debido a las particularidades de su uso, puede representar un riesgo a nuestra seguridad.

Normas de seguridad que se deben seguir en los garajes privados y comunitarios

  • Asegúrate de que nadie entra contigo.Lo realmente complicado es acceder al garaje, una vez dentro, los ladrones podrán salir con suma facilidad accionando los sistemas de apertura de emergencia desde el interior.
  • Asegúrate de que la puerta del garaje queda bien cerrada.La puerta mecánica puede tardar más de la cuenta en cerrarse, lo que permite que cualquiera pueda acceder al garaje.
  • Dispón de una buena iluminación. Una buena iluminación crea un sensacional efecto disuasorio. Si además las luces del garaje se activan con sensores de movimiento la disuasión será aún mayor.
  • En el caso de los garajes comunitarios, cerciórate de que ningún coche entra detrás del nuestro sin “fichar”.Es la práctica más utilizada, los cacos esperan a que un vecino acceda con su coche para entrar detrás de este sin necesidad de activar la apertura de puertas.
  • No dejes nunca la tarjeta o el mando del garaje dentro de coche.Podrán utilizarla y duplicarla para acceder libremente a él. En caso de pérdida o robo del mando de apertura se debe avisar de inmediato a la empresa mantenedora del sistema para que lo desactive.
  • Asegúrate siempre de que el coche está bien cerrado y las ventanillas subidas.Suena obvio, pero en caso de descargar bolsas de la compra o las maletas tras un viaje, puede darse el caso de dejar el coche abierto.
  • No dejes ningún objeto de valor a la vista.No hay que dejar objetos de valor en el interior de los vehículos y, si no hay otra alternativa, cerciórate de que no están a la vista.
  • No olvides que, a veces, el enemigo está en casa.En ocasiones puede ser un vecino el ladrón, por eso es muy importante tener en cuenta los dos anteriores consejos.

 Sistemas de seguridad que se pueden instalar para proteger nuestro garaje

Existe una gran variedad de medidas de seguridad que se pueden utilizar para proteger nuestro garaje. Estas son las más habituales:

  • Sistema de video: es el sistema disuasorio por excelencia. Su instalación debe realizarla una empresa de seguridad homologada en la G.P.; esto garantiza que el sistema cumple con normativa, evitando posibles sanciones, asegura que las entradas, las salidas y los viales quedan perfectamente protegidos y garantiza la integridad de las imágenes, para que puedan ser aportadas como pruebas ante un juez en caso de cometerse un delito.
  • Sistema de Control de Accesos: Segurmail, especialistas en sistemas de seguridad, te recomiendan instalar un control de acceso en el garaje. De esta manera evitas la entrada de intrusos y en caso de intento de sabotaje se activará la alarma. Los dispositivos de apertura no se pueden copiar y, en caso de robo o pérdida, se pueden desactivar en remoto y a tiempo real.
  • Pulsadores de emergencia:es inevitable pensar en coches y trasteros cuando se habla de seguridad en garajes, pero, a veces, son las personas las víctimas de los robos o de agresiones sexuales dentro los garajes. En este caso, lo más efectivo son los pulsadores SOS que dan aviso a policía.
  • Puertas blindadas:es especialmente útil en los garajes privados porque presentan un menor tráfico de coches (es más difícil que quede accidentalmente abierta). Es un elemento disuasorio en toda regla.
  • Sensor de movimiento:puede ser de utilidad en cualquier garaje cerrado. Eso sí, obliga a los usuarios a conectarlo o desconectarlo cuando accedan al garaje o, según las normas de uso, a cumplir un horario para utilizarlo.
  • Alarmas sin electricidad para el garaje: si tu plaza de garaje consiste en un espacio cerrado sin acceso al tendido eléctrico, también es posible instalar alarmas con generadores propios.
  • Cepos y barreras de seguridad: Especialmente útiles para plazas de garaje abiertas o en una comunidad de vecinos. Son de fácil instalación e impiden que otros usuarios aparquen en tu plaza.
  • Identificador de matrícula:es una tecnología muy sofisticada y costosa, pero de gran eficacia para aparcamientos públicos o comunitarios.
  • Sistema de alarma móvil: puedes instalar un sistema antirrobo a tu vehículo. Este dispositivo mantiene el coche permanentemente conectado con una central receptora de alarmas por lo que siempre estará protegido.
  • Localización vehicular: Se trata de una herramienta de geolocalización que permite saber dónde está tu coche, su trayectoria, combustible y muchas cosas más.

Los robos en garajes se producen en la mayoría de las ocasiones por  descuidos de los usuarios  o por la utilización de medidas de seguridad desfasadas. Por lo tanto, es un problema que se puede evitar si tomas las medidas oportunas.