28 mayo, 2020
El tráfico aéreo de mercancías, un barómetro ideal para la industria y la economía de un país

El tráfico aéreo de mercancías, un barómetro ideal para la industria y la economía de un país

Siempre hemos dicho que los datos de transporte y logística de un país o de una región nos indican (y,de hecho, son la fuente más fiable para esto) en qué estado de salud se encuentra una economía. Desde luego, está claro que es un barómetro muy bueno porque, cuanto más crece ese sector, mejor estamos. Es una manera muy eficaz de medir si hay movimiento económico entre las empresas y saber, de este modo, si estamos en un periodo de expansión o recesión. Con estas pistas, se pueden tomar algunas medidas destinadas a prevenir momentos de mayores problemas de índole monetario.

Una cosa está clara: cuando hablamos de industrias y de sus maneras de transportar mercancías o de su almacenaje, está claro que hay que procurar, de una manera o de otra, tener todas las ramas de esas ciencias en cuenta. Es decir, no podemos tratar de saber en qué situación está la economía y la industria de un país si solo tenemos en consideración el tráfico de mercancías por carretera y obviamos al resto, porque nos estaríamos «comiendo» un buen porcentaje de ese sector. Y eso no es en absoluto recomendable si queremos que logística y transporte sigan siendo una buena manera de medir qué está pasando ya no solo en una economía, sino en un sector en particular.

Por ejemplo, es importante tener en cuenta el crecimiento de transportes como lo son el marítimo o el aéreo. ¿Por qué? Porque, normalmente, todo lo que nos especifican tiene que ver con las exportaciones de la industria de nuestro país. Precisamente por eso son tan importantes y por eso, en ningún caso, podemos olvidarnos de ellos. A continuación, os proporcionamos algunos de los datos que han tenido que ver con el tráfico aéreo, que es en el que nos vamos a centrar de aquí al final de este artículo, en nuestro país.

Una noticia que fue publicada en el portal web de El Mercantil informaba de que la carga aérea en España había crecido un 4’9% hasta mayo de 2019, una cifra que ponía de manifiesto que la industria española estaba mejorando en lo que a la exportación de sus productos se refiere y que dejaba claro que, en líneas generales, la economía seguía ese proceso de recuperación que venía experimentando desde años atrás y que había propiciado que ya hubiéramos salido de la crisis económica ocasionada en el año 2008.

Otra noticia, en este caso publicada en el portal web de El Vigía, informaba de que la carga aérea hasta abril del mismo año, 2019, se había incrementado en un 5%, más o menos en línea de lo que había ocurrido en mayo y que se reflejaba en la noticia de El Mercantil que os hemos comentado con anterioridad. El dato refuerza la potencia que tiene la carga aérea para analizar la salud de la industria española que, de hecho, experimentaba un gran crecimiento durante este año y que seguía la tendencia ascendente.

Son muchas las personas relacionadas de una manera indirecta o indirecta con un sector como el de la aviación que nos han comentado que el tráfico aéreo de mercancías se encuentra en un estado de forma más bueno que nunca y que ese es uno de los motivos por los que la industria de este país se encuentra también en un brillante momento. Los profesionales de Facilities Airport, especializados en lo que tiene que ver con la seguridad aérea, así nos lo han comentado. Y es que, según ellos, no ha habido un momento de tanto tráfico aéreo de mercancías como el que se produjo en 2019.

Todo volverá a la normalidad tras el coronavirus, estamos seguros

Es evidente que los datos que nos pueda facilitar este 2020 están mercados por la llegada de una pandemia como lo es el coronavirus, que ha hecho que la industria mundial se resienta de una o de otra manera. La verdad es que es una situación desgraciada, pero de la que estamos seguros de que la industria va a salir en un corto margen del tiempo. Desde luego, esto será indispensable para que la economía mundial no se resienta de todo lo que ha pasado en los últimos meses. Para ello, como es evidente, será necesaria la colaboración de las instituciones.

La industria es el motor de una país y está claro que tenemos que apoyarla lo máximo posible, tanto los ciudadanos a la hora de adquirir productos como las instituciones a la hora de proporcionar ventajas fiscales, reducir impuestos y demás medidas. La situación no es fácil, pero estamos convencidos de que, más pronto que tarde, vamos a ser capaces de salir adelante y de recuperar la tendencia alcista que se estaba produciendo antes de que todo esto pasara.