4 octubre, 2018
El packaging en el marketing

El packaging en el marketing

La importancia del packaging en el marketing es evidente. Existen muchos proveedores que son de la opinión todavía que el desempeño que tiene un producto es de mayor importancia que la apariencia que tiene su empaquetado. Lo cierto es que el packaging juega un papel importante en el éxito o en el fracaso que pueda tener un producto al venderse.

En primero lugar debemos saber que el packaging como tal de un producto sirve para protegerlo de los daños. No es que proteja el producto desde la fábrica hasta los puntos donde se distribuye, también previene el daño mientras se apilan en los estantes de los establecimientos. Muchos son los productos que tienen alguna clase de packaging.

Atracción y packaging

Está claro que el empaquetado puede hacer que un producto llame la atención del cliente y que quiera mirar el producto en cuestión cuando está en el estante. Por este motivo, bastantes empresas realizan estudios de mercado sobre los diseños, colores o tipos de empaquetado para que sean de mayor atractivo para la audiencia.

Su importancia en la promoción

En este sentido también tiene un papel importante a la hora de presentar información sobre el producto. Con esta información es posible ayudar a vender el producto al permitir que los clientes potenciales puedan obtener la información que necesitan para poder tomar la decisión de comprar. La información que viene en un paquete puede hacer que el potencial cliente compre el producto sin que sea necesario que hable con el vendedor.

Diferenciación de marcas

De la misma forma, el packaging diferencia una marca de otra. En el empaquetado de un producto puede venir el nombre, logotipo y un esquema de colores de la empresa, lo que es de gran ayuda para el consumidor a la hora de poder identificar fácilmente el producto cuando se sitúa en un estante entre los productos de la competencia.

Hay que pensar en factores como estos cuando se crea o cambia un diseño en el empaquetado. Parece evidente que los cambios en este sentido pueden afectar de manera importante a las ventas que puedan tener los productos, por lo que conviene que la empresa en la que se deposite la confianza debe ser seria, experimentada y con el talento necesario para que los paquetes sean realmente una carta de presentación inmejorable además de cumplir su función de empaquetado.

Empacke es una empresa que está especializada en el diseño de branding y packaging de productos. Desde Sevilla se han ido granjeando una merecida fama a la hora de aumentar las ventas de los clientes. Ellos lo que haces es analizar, crear, cuidar las marcas.

Entre los servicios que ofrecen, está el diseño de etiquetas para productos, desarrollando envases y embalajes, utilizando desde métodos de lo más tradicional a otros de lo más novedoso. Forma todo parte de un gran conjunto en el que se utiliza una importante dosis de creatividad.  Ellos lo que buscan es algo que también desean sus empresas clientes y es que los productos de los clientes sean piezas realmente originales y diferenciados de la competencia, los cuales llamarán la atención y podrán venderse solos en los lineales.

Como has podido ver, la importancia de tener un buen packaging es fundamental cuando lo que se quiere es destacar sobre la competencia. Vivimos unos tiempos donde hay multitud de opciones para los compradores y la diferenciación podemos decir que es la clave de todo cuando lo que se quiere es que el potencial comprador deposite su confianza en nosotros y no en otra compañía.

No son pocas las ocasiones donde nuestro producto es casi idéntico al de otra marca y si queremos que elijan el nuestro, un buen empaquetado, acompañado por una buena marca puede ser ese factor diferenciador que ayude a que nos elijan a nosotros y no al otro.

Para todo ello, es fundamental que se deposite la confianza sobre una buena empresa que sea seria y que tenga detrás de ella esa experiencia de la que hablamos que evite que la inversión en packaging sea algo fallido. Siempre tenemos que tener en mente, que el empaquetado debe ser claro y atraer al consumidor a que compre, por lo que la empresa deberá conocer muy bien el producto