El catering: más que una tendencia, ¡un arte de recibir!

Si bien para algunos el catering es sólo una nueva y mera tendencia, para otros se asemeja sin embargo y más bien a un auténtico arte de recibir en todas las reglas. Este tipo de servicio se va demandando cada vez más, tanto para convenciones, meetings, cenas de galas, eventos de empresa, presentaciones  de producto, como para celebraciones personales o familiares de cualquier índole: bautizos, cumpleaños, comuniones, despididas de solteros/as, bodas, etc. Donde más se suelen requerir los servicios de una empresa de catering a nivel personal es para las bodas. Al tratarse, en efecto, del día más importante de sus vidas para muchas parejas, ello requiere entonces de un trabajo peculiar y refinado, éste debe ser particularmente especial en la organización, en la que no hay plaza para lo imprevisto.