26 Abril, 2017
Cómo elegir el Toldo de tu Negocio

Cómo elegir el Toldo de tu Negocio

Hace poco que he hecho una pequeña reforma para ampliar mi negocio, básicamente esta reforma ha consistido en instalar un enorme toldo para ampliar la zona de catering que tengo destinada para bodas y adaptarla, de este modo, para sacar el máximo partido del espacio que tengo disponible.

De hecho, no es de extrañar para quienes viven de negocios de carácter turístico, sea hostelería u organización de diferentes eventos al aire libre que se vean en algún momento valorando esta opción.

En caso de hacerlo, es importante tener en cuenta algunos consejos para elegir el toldo más adecuado, tanto a nuestro tipo de negocio como a las condiciones climáticas que harán que unos materiales sean mejores que otros, dependiendo de los niveles de humedad o de si queremos más o menor luminosidad.

Así, por fácil que parezca, son bastantes las cosas a considerar antes de tomar nuestra decisión final y es importante que nos paremos un poco en el proceso de dar con el Toldo adecuado, ya que, como todo saber comprar siempre es una garantía de ahorro a largo plazo.

Y es que, de elegir mal, podemos acabar con un toldo que no solo no haga su función, sino que además pasado poco tiempo se deteriore y tengamos que reponerlo.

Por lo que conviene seguir algunos consejos para que nuestra elección sea todo un éxito.

¿Qué Cosas debemos recordar a la Hora de elegir Nuestro Toldo?

Es importante señalar que la protección solar frente a los rayos UV e infrarrojos es una de las principales razones por las que instalamos un Toldo, ya que este nos servirá de pantalla protectora contra el sol. Por ello, la tela debe ser de buena calidad, que no deje pasar los rayos del sol y además que elimine la sensación de calor.

Las telas o lonas microperforadas son las que mayor protección ofrecen y además permiten una microventilación entre el interior y el exterior, evitando el efecto invernadero.

Por otra parte, la luz visible que tengamos dependerá de la intensidad preferible. Así las telas más claras filtran los rayos del sol y aportan más luminosidad al interior, mientras que las oscuras protegen de la intensidad lumínica del sol.

El color de la tela influye en el frescor y en la protección que ofrece. En este sentido, la densidad de la luz es un factor que debemos considerar y que está relacionado con el tipo de tela o material de nuestro toldo. Si eliges un tejido de amplia densidad podrás reducirla y proporcionar una sensación de bienestar.

Por supuesto, lo interesante es contar con una empresa con un amplio catálogo en el que elegir, así como con experiencia y, si tienen taller propio, mucho mejor ya que esto abaratará los costes.

Fue siguiendo estas indicaciones y con la referencia de un amigo hostelero como conocí los servicios de Toldos Clot, una empresa familiar de Toldos de Barcelona creada hace más de 25 años, que cuida mucho la calidad de cada uno de sus productos, así como la atención al cliente.

Por otra parte, además de contar con taller propio también se han sabido adaptar a las nuevas tecnologías y están en contacto continuo con la Industria del Toldo para incorporar a su catálogo las últimas novedades y tendencias.