7 Abril, 2017
¿Problemas en la producción? Liquistocks es la alternativa

¿Problemas en la producción? Liquistocks es la alternativa

El trabajo en cadena que caracteriza la actividad de las fábricas tiene una gran particularidad. Debido a la especialización y división del trabajo que se mantiene desde hace muchos años en el sector industrial, es preciso que en la cadena de producción nada ni nadie falle. De ocurrir algo así la producción puede verse paralizada y esto, para una empresa, puede implicar una serie de pérdidas fatales.

Todos los trabajadores han de poner su empeño y dedicación en que esto no ocurra pero, por desgracia, una situación así puede no llegar a evitarse. ¿Qué hacer ante un problema de tal calado y que hace que nuestra producción sea 0? Es evidente que hay que seguir vendiendo, y para adquirir productos que sean vendibles posteriormente es necesario encontrar alguien que nos los proporcione para paliar los efectos de una situación tan complicada como la que comentaba.

Hace pocos meses fui testigo de una situación parecida en la empresa de la que soy socio fundador. Nos dedicamos  a la fabricación y posterior venta de aparatos electrónicos y, en nuestro departamento de producción de protectores para móviles y tablets, se produjo un problema grave. Una de nuestras máquinas se había gritado y, como consecuencia, la producción entera había colapsado. La situación era dramática para nosotros: dos días después teníamos que entregar un pedido de 200 unidades de cada uno de esos tipos de protectores y, de no hacerlo, cabía la posibilidad de que el cliente dejara de confiar en nosotros.

No podía producirse eso. Teníamos que evitarlo a toda costa y, para ello, se organizó una reunión entre los directivos para buscar una solución de urgencia. Fue entonces cuando Pablo, el Vicepresidente de la entidad, propuso acudir a una empresa llamada Liquistocks para adquirir a un bajo coste un stock de 200 unidades de protectores para tablets y móviles. Todos nos mostramos interesados en la propuesta. ¿Sería la solución idónea para nuestro problema? Desde luego que sí.

Liquistocks era una página web cuya función era la de proveer los mejores stocks de productos online. Si decidíamos confiar en aquella compañía, en apenas unos días tendríamos esos productos que nos era imposible producir por nuestros medios en aquel momento. Pero necesitábamos que Liquistocks nos los proporcionara en menos de dos días. ¿Sería esto posible?

Un remedio ideal

Después de ponernos en contacto con los responsables de esa página web, quedamos convencidos de que tendríamos los bienes que deseábamos en el periodo de tiempo en el que los necesitábamos. Efectivamente, menos de dos días más tarde ya los teníamos a nuestra disposición, algo que nos parecía poco menos que milagroso y que nos iba a permitir no quedar nada mal con el cliente que nos había pedido los protectores. Para nosotros, esto suponía un más que merecido respiro.

Tanto los protectores de pantalla para móviles como los que estaban destinados a tablets eran de una calidad importante. A pesar de que nuestra producción se había colapsado por completo, habíamos sido capaces de encontrar una vía alternativa por la que continuar ganando dinero y eso nos acababa de evitar problemas realmente graves y que probablemente afectarían a la imagen de nuestra empresa.

El bajo coste al que conseguimos los protectores nos había posibilitado obtener una rentabilidad decente con el stock que adquirimos desde Liquistocks. Aunque la mejor noticia para nosotros siempre sería la recuperación de nuestra cadena de producción, aquella empresa nos había ofrecido una vía de salida hacia delante a la que probablemente debemos nuestra existencia presente.

Pasados unos días conseguimos volver a vitalizar nuestra cadena de producción y continuar así con la actividad habitual de la fábrica. Aunque desde entonces hemos podido seguir produciendo los protectores por nuestra cuenta, ahora sabemos que, cuando nos enfrentemos a un problema en el proceso de fabricación, tendremos una posibilidad para seguir vendiendo y obteniendo la rentabilidad que se necesita para garantizar el futuro de la empresa. Tener esa información es un verdadero bálsamo.