18 mayo, 2017
Peluquería: Un sector en peligro

Peluquería: Un sector en peligro

La crisis se ha llevado a muchos sectores por delante. Otros han podido malvivir. Éste es el caso de las peluquerías, que no lo están pasado nada bien. En la mente de todos los peluqueros está marcada la fecha del 1 de septiembre de 2012. Fue el día en el que  el Gobierno hizo que entrara en vigor el aumento del IVA. Cortarse el pelo pasó entonces de estar gravado al 8% al 21%, un polémico incremento de 13 puntos, idéntico al que sufrieron otras profesiones como el cine, los espectáculos o incluso los servicios funerarios.

Fue un momento en el que la crisis obligaba a los españoles a reducir sus gastos al máximo, a recortar en casi cualquier cosa, teñirse el pelo o peinarse en un salón de belleza pasó a ser un producto deluxe. Sólo en el primer semestre de 2013, justo después de aprobarse la medida, 8.000 peluquerías tuvieron que bajar la persiana en España. El 20% del total.

Yo puedo dar fe de ello. Antes iba cada quince días a la peluquería, pero comprobé que mi cartera no lo podía aguantar. En mi trabajo me redujeron las horas, y por lo tanto también el sueldo. Así que tuve que hacer un análisis de dónde podía quitármelo, y una de ellas iba a ser la peluquería. Y más aún después de conocer la web Pelumarket, una tienda de venta de productos de peluquería profesional con unos precios muy asequibles.

En esta web puedo encontrar productos de peluquería de calidad profesional de marcas como L’Oreal Professionnel, Wella, Schwarzkopf, Revlon, Montibel-lo, American Crew, Kativa, Echosline, Novex, Nirvel. Como yo tengo maña para hacerme cositas en el pelo, decidí que solo volvería a la peluquería para importantes citas. Por ejemplo bodas, comuniones o cenas de empresa.

Modelo de negocio

En la última década, el modelo de negocio se ha modernizado considerablemente, con locales de alta calidad en nuestro país y profesionales empleados por cuenta ajena, combinados con una alta población de autónomos, generalmente los propietarios de los salones de belleza. Ahora son muchas las personas que deciden hacerlo en su casa, ya que se quitan de pagar un alquiler de un local, que en muchas ocasiones es lo que más sube los gastos.

Me gustaría saber qué piensas tú de ir a una casa en vez de a una peluquería. En mi caso me da igual, y creo que al final, lo importante es cómo quede el resultado. ¿No crees?

Comienza la remontada

Por suerte he leído que el sector de la Peluquería comienza a mostrar cierta regeneración de la actividad, rompiendo la tendencia a la baja mostrada en los últimos años. Me alegro por ellos, aunque yo, de momento, tengo claro que no voy a cambiar mis hábitos. Lo curioso es que España juega un papel importante en este sector. En el ejercicio 2013, las exportaciones de productos de perfumería y cosmética alcanzaron un valor total de 2.700 millones de euros, con un incremento del 11,8% en comparación con un año antes.

A modo de resumen, creo que no volveremos a los niveles anteriores al incremento del IVA o el inicio de la crisis. El negocio de las peluquerías ha cambiado, los usos y las costumbres también, y consecuentemente, nosotros hemos de saber adaptarnos a lo que tenemos en el mercado.