28 mayo, 2018
Los controles remotos, uno de los mejores avances tecnológicos de la actualidad

Los controles remotos, uno de los mejores avances tecnológicos de la actualidad

Año tras año la tecnología avanza a pasos agigantados y es que desde hace un tiempo para esta parte cada vez se investiga más en el desarrollo de este tipo de innovaciones puesto que el futuro pasa por ellas. Esto es algo que podemos contrastar fácilmente y que cada día lo vemos en las tiendas y en las noticias que podemos leer sobre avances tecnológicos. Lo cierto es que este tipo de avances nos han ido trayendo consigo nuevas posibilidades, nuevas necesidades, pero sobretodo nuevas formas de llevar a cabo todo lo que hacíamos hasta ahora, lo cual nos aporta unas mayores comodidades para todos nosotros.

Si os paráis a pensar, hasta hace no muchos años internet no existía, ni mucho menos las redes sociales, pero esto no es lo único, ya que ni siquiera el mando a distancia era algo que pudiésemos encontrar en todas las casas de nuestro país, en parte porque tan solo había dos canales de televisión, lo cual nos hacía cambiar mucho menos y por tanto no nos generaba una necesidad aparente, pero a lo que debemos de añadir que la tecnología que nos permite hacer este tipo de cambios de forma remota, es relativamente reciente.

Lo cierto es que hoy en día este avance tecnológico es mucho más rápido que hasta hace unos años, lo cual nos permite disponer de nuevas soluciones técnicas cada poco tiempo y con ello, un avance de la sociedad mucho más rápido, en ocasiones tanto, que hasta las propias fábricas frenan sus desarrollos hasta haberse sacado de delante todo el stock del producto que tienen en el mercado. Un ejemplo de esto, lo encontramos en las televisiones y es que ya conocemos que existe tanto la tecnología como las emisiones en 8K, sin embargo, hasta que las fábricas no vendan todo el género que tienen fabricado para HD o 4K, no comenzarán a comercializar de forma masiva los productos en la definición que os hemos mencionado.

Sin embargo, aunque hay tecnologías efímeras porque al poco se ven evolucionadas, como el caso que os hemos mencionado de la tele, hay otras que llegan a nuestras vidas para quedarse, como es el caso de la domótica y es que esta tecnología, que comenzamos a ver en las casas y empresas, tiene un sinfín de utilidades que harán que se quede con nosotros durante muchos años.

La domótica consiste en el proceso de automatización y control de elementos propios de las viviendas y que se realiza a través diferentes equipos, los cuales poseen la capacidad de comunicarse de forma interactiva entre ellosy con un centro de control remoto, que puede ser nuestro teléfono móvil o nuestra tablet.

El uso de la domótica, tanto en las empresas como en nuestros domicilios tiene multitud de ventajas que pasan por puntos tan importantes como el ahorro energético y el ahorro económico y es que, con sistemas de control remoto, podemos manejar desde cualquier punto del mundo, todos los elementos que tenemos en nuestra casa, como luces, climatización o las persianas, de tal forma que, aunque estemos a miles de kilómetros, podemos activar o desactivar estos sistemas. Además, con los sensores adecuados, en caso de lluvia, por ejemplo, podemos hacer que se desactiven automáticamente los aspersores o que se recojan los toldos o cierren las persianas para evitar salpicar los cristales. Es por ello, que esto nos permite un ahorro sustancial puesto que, si nos olvidamos algo, podremos manejarlo y, si cambian las condiciones atmosféricas, evitaremos el gasto de regar, entre otros, por lo que ahorraremos bastante. En lo que respecta a la seguridad, del mismo modo que podemos controlar los sistemas, también podremos ver nuestra casa, de ahí, que siempre la tengamos vigilada ante cualquier imprevisto. Además, la domótica nos ofrece un amplio abanico de posibilidades, desde activar el lavavajillas o la lavadora a poner la calefacción o activar el aspirador autónomo, de ahí, que cuando lleguemos a nuestra casa, gran parte del trabajo ya esté hecho por lo que este sistema, tarde o temprano, se acabará implantando en todos los hogares y oficinas.

Sin embargo, llevar a cabo este tipo de instalaciones tan complejas no es fácil, por lo que debemos de dejar este trabajo en mano de Delbin y es que esta ingeniería se ha especializado en este tipo de tareas, por lo que, con ellos, en muy poco tiempo, tendremos nuestra casa u oficina, adaptada al siglo XXI.

Otros usos de la domótica

Aunque todavía estamos en fase de desarrollo de esta tecnología y a pesar de ver los primeros sistemas ya instalados, la domótica nos abre un campo que no para de crecer, os hablamos por ejemplo de beneficios para las personas mayores y es que con esta tecnología, podremos tenerlos más controlados y, en caso de que, por ejemplo, se olviden el gas abierto a la noche, nosotros desde nuestro teléfono, podemos cerrárselo, evitando así consecuencias nefastas. Otro de los usos clave, es el de poseer la capacidad de abrir o cerrar persianas, así como el de encender y apagar luces, algo muy útil cuando nos vamos de vacaciones, para prevenir robos. Hasta abrir la puerta de nuestro domicilio cuando no estamos en casa, es una de las acciones que podríamos llevar a cabo gracias a la domótica.