5 abril, 2018
Hablemos de construcción; hablemos de seguridad

Hablemos de construcción; hablemos de seguridad

La construcción es uno de los sectores industriales más importantes en España. Aunque bien es cierto que ha sido uno de lo más (por no decir el principal) perjudicados por la llegada de la crisis económica de 2008, la verdad es que sigue siendo uno de los sectores de trabajo que más contribuye al Producto Interior Bruto de nuestro país. Este mismo mes de marzo, de hecho, un artículo de La Opinión de Murcia refrendaba precisamente lo que venimos comentando. Aunque el artículo, titulado “La construcción se prepara para despegar con viento favorable”, hacía referencia a la situación en la Región de Murcia, la verdad es que el resto del país experimenta una situación similar.

La construcción, por tanto, sigue siendo uno de los sectores que más personas emplea en nuestro país. Y no sólo porque la apuesta a nivel nacional esté siendo la de construir nuevos edificios, sino porque parece estar llegando a España la moda (que más que una moda es una necesidad) de acometer rehabilitaciones en muchos de los edificios que ya cuentan con una cierta edad en todas nuestras ciudades.

Es precisamente la rehabilitación de viviendas y de bloques de edificios lo que está haciendo posible que el sector esté consiguiendo recuperar parte de su esplendor perdido en los últimos años. Gracias a ello la contratación ha vuelto a experimentar saldos positivos en el sector, algo que ha contribuido a poner un granito de arena sobre la recuperación económica que parece estar viviendo, muy poquito a poco, un país como España.

Sin embargo, el hecho de que uno de los sectores que más gente emplea del país sea el de la construcción genera un problema: y es que, al tratarse de un trabajo en el que se está expuesto a un peligro constante, es imprescindible garantizar las medidas de precaución y realizar una inversión importante en material que haga posible que la seguridad del trabajador se encuentre 100% asegurada durante cada segundo de su jornada laboral. En el pasado han sido muchos los empleados de la construcción que han perdido la vida durante sus horas de trabajo y ya es hora de que eso deje de ocurrir.

Se trata de una inversión obligada. La Administración Pública se ha puesto las pilas en lo que tiene que ver con las inspecciones de trabajo en el sector de la construcción para evitar más desgracias en forma de fallecimientos, por lo que contar con el mejor material de seguridad será una inversión en tranquilidad a largo plazo. Obtener ese material tan necesario es sencillo y rápido si se hace de la mano de Soluciones Técnicas Seguridad.

Una entidad como esta proporciona prácticamente todo lo necesario para hacer posible que la seguridad se imponga en cualquier obra o construcción. Líneas de vida, escaleras de acceso, barandillas, redes de seguridad… cualquier precaución es poca, lo cual hace a todos esos productos necesarios para una empresa constructora. Es precisamente por eso por lo que obtener un precio ‘amigo’ en cada uno de ellos es conveniente… y posible si contactamos con Soluciones Técnicas Seguridad.

La responsabilidad social es una obligación para las empresas

Cada vez está más claro que las empresas juegan un papel determinante en lo que está referido al bienestar de una sociedad. Eso les hace ser una referencia en lo que tiene que ver con la calidad de vida y los derechos de los trabajadores que forman parte de sus plantillas. En efecto, las empresas son los entes que más interesados deben estar en que no se produzca ninguna desgracia entre su gente y eso es lo que les lleva a necesitar productos que garanticen la seguridad en su trabajo de un modo total.

Por fortuna, España es uno de los países que más ha avanzado en los últimos tiempos en lo que a materia de seguridad laboral se refiere. El número de fallecidos de un tiempo a esta parte se ha reducido de un modo exponencial en este país y eso es un motivo de orgullo, sin que eso nos haga olvidarnos de que todavía hay mucho que mejorar de cara al futuro.

Aunque la tecnología también ha avanzado muchísimo en lo que está ligado al sector de la construcción, pero la necesidad de que siga habiendo albañiles seguirá siendo una necesidad. El sector seguirá demandando mano de obra y eso hace imprescindible que sigamos apostando por mantener la seguridad de todos ellos.