10 Enero, 2017
Cómo crecer sin ahogarnos en el intento

Cómo crecer sin ahogarnos en el intento

Cuando una empresa inicia su camino hacia la expansión pasa de ser una pequeña empresa familiar o una pyme a convertirse en una gran empresa que pretende crecer y dominar una cota de mercado o, al menos, eso es lo que suele pasar. Sin embargo, y a pesar del éxito que pueden llegar a alcanzar muchas de estas empresas, un gran número de ellas acaban desapareciendo y, en la mayoría de las ocasiones, suele ser por culpa de una mala gestión.

Es como si les viniera grande el vestido y abarcan demasiado muy pronto. Por eso empiezan a agobiarse, a no llegar a todo y a perder clientes, contratos y estabilidad, algo que, a la larga, acaba por sepultarlas bajo kilómetros de hormigón.

Industrias Duero, es una empresa especializada en la seguridad vial que fabrica bionda de carretera, paneles acústicos y torres eléctricas entre otros muchos productos relacionados con el mundo de la carretera. Se trata de un grupo empresarial que se fundó en 1952 con una producción orientada a elementos de calefacción y auxiliares de refrigeración. Su profesionalidad, la calidad de sus productos y su ambición consiguió que el grupo fuera creciendo y añadiendo servicios y productos a su actividad profesional: galvanización en caliente, fabricación de apoyos y soportes para electrificación, producción de tuberías y perfiles, etc.

Supieron crecer poco a poco e ir expandiéndose dentro de su sector hasta liderar el mercado nacional y gran parte del mercado extranjero y no fue cosa de suerte, fue un trabajo de organización, estudio, auditoría y profesionalidad.

Sin embargo, otras empresas se pierden por el camino, no saben crecer aunque tienen los medios para hacerlo e incluso los clientes que les apoyan y, por eso, es necesario que empresas como Facthum las ayuden asesorándolas e incluso vigilándolas muy de cerca. Facthum es una consultora internacional especializada en recursos humanos que ayuda a las pequeñas y grandes empresas a identificar el verdadero talento, a formar a sus empleados, a adquirir las verdaderas soluciones tecnológicas que necesiten y a implantar estrategias de crecimiento dentro de su nicho de mercado.

Facthum trabaja ahora con empresas de España, México, Argentina, Chile, Uruguay y Perú centrando su especialización en la innovación y la aplicación de la tecnología al ser humano, para facilitar el desarrollo del activo humano y organizacional de sus clientes.

Según los expertos de destinonegocio.es hay que valorar  muy bien los riesgos que podemos asumir una vez hayamos decidido crecer en nuestro negocio. Para aumentar la facturación de una empresa es necesario producir o vender más, lo que implica comprar más a los proveedores. Además, ampliar las estructuras del punto de venta o sede de la compañía también cuesta dinero. Por tanto, sin una planificación bien hecha, existe la posibilidad de dar un paso mayor que lo que la pierna permite. El principal riesgo de crecimiento es aumentar el endeudamiento de la empresa. Muchos administradores poco concentrados utilizan líneas de financiamiento para permitir el crecimiento y no analizan si los costos se reflejan en el precio de venta de sus productos.

Algunas pautas:

  • Investigación: debemos recopilar datos de información que ayuden a descubrir hacia qué dirección expandir el negocio.
  • Público objetivo: conoce bien a tu público objetivo, no adelantes ni te lances a la aventura. Busca sus aspiraciones y como complacer a tus clientes.
  • Nuevos productos: no te estanques en lo que funciona porque si algún día falla te verás con el culo al aire. Si creces en volumen de negocio debes crecer también en el número de productos o servicios que ofreces.
  • Determinación de precios: el secreto para aumentar la facturación de tu empresa puede estar en el precio que cobras por lo que vendes. Después de pensar en los nuevos productos, considera reducir el catálogo y cobrar más por cada ítem. Lo contrario también es posible: aumentar el espacio del establecimiento y desarrollar una tienda online son métodos que pueden ayudarte a reducir el precio y atraer más clientes. Sólo es necesario tomar el papel y calcular lo que tiene más posibilidades de concretarse.
  • Planificación financiera: investiga muy bien los costos variables y lo que puedes o no asumir con ellos. No arriesgues demasiado.
  • Y, por supuesto, monta un buen plan de comunicación. Ahora que sabes exactamente lo que tiene que hacer debes comunicar las novedades al público. Considera la contratación de una agencia para planificar una estrategia de comunicación en diversos medios: radio, televisión, Internet, redes sociales, prensa escrita, etc.

Deja un comentario