23 Junio, 2017
Algunos Consejos para Jardineros Principiantes

Algunos Consejos para Jardineros Principiantes

Hace poco que he dejado de vivir en pisos y me he mudado a una casa con un pequeño jardín. Me encanta estar rodeada de plantas, aunque ahora que tengo la oportunidad de diseñar un bonito jardín me doy cuenta de lo poco que controlo para empezar a diseñar mi propio jardín.

Si bien, gracias a Internet, cada vez resulta más fácil encontrar información y tutoriales de cualquier tema, y hasta la jardinería para principiantes resulta mucho más fácil consultando un par de videos.

La verdad es que muchos diseños de jardines, incluso cuando se suelen elegir los mismos esquemas de diseño en muchos jardines, al final cada jardín es un mundo y además de ese esquema de diseño inicial, también suele incorporar las preferencias personales de cada uno, las posibilidades según el clima y el nivel de experimentación de quien lo planifica.

Por lo que, además de partir de diseños más o menos sencillos siempre hay mucho juego a la hora de conseguir nuestro resultado final.

Tipos de Jardines

Si bien, conviene distinguir entre los diferentes tipos de jardines. Por un lado, tenemos los Jardines Formales.

En este caso, nos encontramos con diseños que tienen un sentido del orden y, generalmente, están delimitados por líneas rectas y plantaciones simétricas. Suelen incluir mesas bajas, esculturas elegantes, fuentes de agua imponentes y plantaciones de setos bajos muy bien cuidados. Diseñar un Jardín Formal suele ser adecuado para zonas urbanas que tienen un espacio relativamente limitado.

Si queremos decantarnos por una opción diferente siempre podemos conseguir un Jardín Informal y ese atractivo de un desequilibrio planificado con plantaciones asimétricas y muchas curvas. Podemos sembrar frutales, verduras y hierbas de flores y arbustos.

Junto a estas dos opciones para diseño de jardín, además de elegir entre una planificación formal o informal también tenemos los diseños naturalistas. Estos, se caracterizan por ser más salvajes e informales. Podemos plantar especias nativas y flores silvestres y disponerlas en manchas de color, además de caminos informales y serpenteantes. También podemos usar varias fuentes de agua con el objetivo de imitar aún más a la naturaleza.

Al final, en mi caso, me decidí por un Jardín Formal y Naturalista. Si bien, no todo se limita al diseño del jardín, son muchas las cosas que hay que tener en cuenta. Entre ellas el tipo de suelo con el que contamos. Las condiciones del suelo son un elemento clave. El tipo de suelo de que partimos y los niveles de PH son fundamentales a la hora de elegir las plantas que mejor se van a dar.

Saber si el suelo es arenoso, compacto o de arcilla, así como si su PH es ácido o alcalino son aspectos a tener muy en cuenta. Junto con el suelo también tenemos que prestar atención a la iluminación del jardín. Fijarnos en qué áreas recibe luz de pleno, media sombra o muy poca es un factor clave para decidir qué plantas poner.

También la iluminación es importante para elegir el mejor lugar donde colocar nuestras mesas de jardín. Después de mucho tiempo y de decidirme por un magnífico juego de mesas de centro y auxiliares en Dismobel, me llevó un par de días valorar el mejor sitio donde ubicarlas.

Quería elegir un sitio a sol y sombra para que mis invitados se encontraran a su gusto, tanto para quienes desearan disfrutar del solo como para quienes prefiriesen estar a la sombra.

Nunca me hubiera imaginado todas las cosas que pueden aprenderse diseñando un jardín, ya que no solo se trata del diseño en sí mismo y de todas las cosas que tienes que tener en cuenta, sino también del posterior cuidado y mantenimiento del mismo.