5 marzo, 2018
El catering: más que una tendencia, ¡un arte de recibir!

El catering: más que una tendencia, ¡un arte de recibir!

Si bien para algunos el catering es sólo una nueva y mera tendencia, para otros se asemeja sin embargo y más bien a un auténtico arte de recibir en todas las reglas. Este tipo de servicio se va demandando cada vez más, tanto para convenciones, meetings, cenas de galas, eventos de empresa, presentaciones  de producto, como para celebraciones personales o familiares de cualquier índole: bautizos, cumpleaños, comuniones, despididas de solteros/as, bodas, etc. Donde más se suelen requerir los servicios de una empresa de catering a nivel personal es para las bodas. Al tratarse, en efecto, del día más importante de sus vidas para muchas parejas, ello requiere entonces de un trabajo peculiar y refinado, éste debe ser particularmente especial en la organización, en la que no hay plaza para lo imprevisto.

Por ello, es tan importante apostar por una empresa de catering especializada y que sepa ponerse en la piel de sus clientes para poder interpretar sus gustos y necesidades para no dejar nada al azar y que todo salga bonito y perfecto. La Frolita es una de esas empresas experta en catering y preparación de eventos. Inició su actividad hace 10 años y desde entonces no ha dejado de crecer y luchar. Ha aprendido mucho a lo largo de esta década y se ha convertido, por esa razón, en un líder en la materia que cuenta con los mejores profesionales proponiendo sus servicios y buen hacer en la comunidad de Madrid. Su amplia oferta de servicios de catering a domicilio, así como para eventos de empresa y celebraciones familiares la han hecho única y altamente recomendable. Apostar por dicha empresa para cualquier evento que se tenga en mente es apostar por la seguridad de tener la mejor celebración posible, es decir la que se quedará en el recuerdo de todos los comensales e invitados.

¿Qué servicios incluye la empresa de catering?

Dicho esto, ahora toca resumir qué tipo de servicios debe incluir una empresa de catering. Hay que reconocer que cada vez que se contrata un servicio de catering para un evento, uno sólo suele analizar solamente los aspectos más relevantes como el menú, la originalidad de los platos o las cantidades que se van a servir. No obstante, existen otros aspectos que la empresa de catering debe cubrir y que resultan fundamentales para la calidad del servicio, pero que no son en regla general en los que uno se suele fijar. Éstos son, por ejemplo, el asesoramiento, la planificación y dirección del servicio. El relevamiento del espacio es otro de los puntos importantes. Es primordial saber por adelantado con qué maquinaria y elementos (heladeras, tipo de cocina, fuegos, etc.), así como espacio de trabajo se va a poder contar  para no llevarse malas sorpresas.

En muchos casos, después de haber visto el lugar donde se desarrollará el evento, se comprueba de que habrá que trasladar equipamientos hasta allí como hornos  eléctricos o a gas. También es importante preocuparse por el armado, desarme y limpieza posterior del área de servicio, así como por la mantelería, cristalería, cubiertos, vajilla, hielo, bebidas, etc. El proveedor de catering debe ocuparse también de la provisión y del traslado de todo ello y asegurarse de que las bebidas lleguen frías o a la temperatura adecuada al lugar. Asimismo, el servicio de catering debe proveer  la cantidad de personal necesario y asegurado para la realización de un buen y legal trabajo. Por otra parte, es fundamental respetar la cadena de frío para cuidar y mantener la calidad de los ingredientes. Como podéis comprobarlo, un servicio de catering es un servicio a la persona de lo más complejo y completo, un mundo de necesidades que la empresa madrileña Frolita ha sabido cubrir perfectamente poniendo en juego todo su conocimiento y entusiasmo. Estamos viviendo un tiempo en el que las celebraciones de todo tipo han ido creciendo y se han diversificado. Un tiempo en el que unir experiencia y  veteranía con talento e ilusión se ha vuelto imprescindible para poder llevar a cabo una gestión integral en la que mil y un detalles se toman en cuenta para que cada evento sea una experiencia única y diferente.