11 julio, 2018
Cae la creación de empresas en Cataluña

Cae la creación de empresas en Cataluña

Las consecuencias del famoso proceso de independencia de Cataluña se siguen notando. Los delirios de grandes de algunos políticos han provocado que esta Comunidad Autónoma sea la que más sufre a la hora de crear empresas. Los datos no engañan. En los cuatro primeros meses del año, el número de empresas constituidas en España se situó en 36.121, lo que supone un ligero descenso del 0,1% respecto a las 36.153 del mismo periodo. Pero es Cataluña la comunidad autónoma donde más cae la constitución de empresas, al retroceder un 9,9% en lo que va de año. Quizás, los ciegos, no quieran ver que es por culpa del process, pero está claro que es así.

Así lo demuestra el Estudio sobre Demografía Empresarial publicado por Informa D&B, compañía filial de Cesce, que muestra que la cifra de creación de empresas se recuperó un 13% en abril, hasta las 9.188 empresas, recuperando la bajada del 13% que había sufrido el mes anterior, lo que le permite mantener esta línea similar al año pasado en el acumulado.

Cataluña sufre el mayor retroceso, con 730 constituciones menos en los cuatro primeros meses del año, hasta los 6.667 empresas, mientras que Madrid lideró los datos de creaciones con 8.141 empresas desde enero, lo que supone 886 más, un 12,2% más. Curioso ¿no? La comunidad madrileña encabeza también la inversión de capital, con más de 420 millones de euros, el 22% del total de inversión en estos cuatro meses, aunque sufre el mayor descenso, recortando el 25% respecto al 2017. Valencia es la segunda, con casi 340 millones de euros, una subida del 50%, mientras que Canarias y Cataluña son, tras Madrid, las más afectadas por los recortes desde enero.

A continuación se situó Andalucía, con 6.042 constituciones de empresas (+2,7%), y entre las tres representan el 58% del total nacional en los cuatro primeros meses. Les siguieron Comunidad Valenciana, con 4.189 nuevas empresas (+1,2%); y Galicia, con 1.564 empresas (-5,3%).

Afortunadamente, el número de empresas creadas en los sectores de alta tecnología se incrementó un 2% desde enero, hasta 1.851, mientras que el avance en abril fue del 3%. Las 451 sociedades constituidas este último mes suponen el 5% del total. El 82% de ellas pertenecían a servicios de alta tecnología o punta y el resto a sectores manufactureros de tecnología media-alta o ata.

Por sectores, aquellos donde se constituyen más empresas tanto en lo que va de año como en abril son construcción, con 7.957 en el acumulado y 2.086 en el mes; comercio, con 7.327 y 1.799, y servicios empresariales, con 5.112 y 1.339, respectivamente. En detalle, construcción mejora un 6% sus cifras desde enero, mientras que comercio retrocede un 9% y servicios empresariales un 1%.

Soluciones

Me da pena pensar que Cataluña ha llegado a esta situación por culpa de sus políticos. La gente que se manifiesta por la independencia de Cataluña debería pensar en todo esto. Hace unos días estuve alojado durante una reunión de trabajo en el Hotel Mercer, en la zona más histórica y preciosa de la ciudad de Barcelona. Allí, en sus impresionantes instalaciones, tuve la oportunidad de charlar con varios empresarios que no dudaron en comentarme la preocupación que mantienen por la situación que vive España y Cataluña. Endesa, Radio Taxi, Argal, Pirelli, Zurich, Pastas Gallo, Codurniú, Axa, Divina pastora y así muchas más empresas, decidieron abandonar su sede.

¿Qué solución tienen las empresas? Parece evidente que una reforma de la financiación autonómica como la puesta en marcha por el Ministerio de Hacienda será solo uno de los aspectos a tener en cuenta para lograr un encaje de Cataluña en el resto de España. En esta página web, el Gobierno catalán da una serie de recomendaciones para hacerlo. En su opinión, Cataluña añade valor a su modelo de negocio y le ayuda a crecer sobre bases sólidas. Talento y creatividad, visión global, innovación y competitividad. Desde 1996, Barcelona ha mantenido constantemente su posición en Europa como el mejor lugar para vivir y trabajar. Con una educación y un sistema de salud de calidad, Barcelona mezcla una sólida ética del trabajo y un estilo de vida mediterráneo y atractivo. Cultura y arte están muy presentes en la sociedad.

Todo suena muy bien, aunque es cierto que sin la cordura de los políticos no se podrá hacer nada. Las empresas siguen pagando el pato.