31 agosto, 2017
Apuesta por la seguridad de la fábrica

Apuesta por la seguridad de la fábrica

Uno de los mayores peligros a los que se somete una empresa es a padecer un robo que pueda poner en peligro su capacidad económica inmediata. Las grandes superficies son el foco de varias de las bandas de ladrones que operan en nuestro territorio y por tanto la obligación de las entidades es defenderla. Los robos van más allá del dinero, hasta tal punto que la sustracción de una o varias máquinas puede llegar a ser más costoso para una empresa que el propio dinero líquido.

La mejor alternativa ante ello consiste en no dejar a la fábrica o al local a merced de posibles malhechores. Hay que ser conscientes de que la empresa de uno mismo puede ser el próximo objetivo y actuar a priori. La tarea de los ladrones no está ni estará jamás en crisis y no entiende de ubicaciones: pueden operar en grandes ciudades o en pequeños y pintorescos pueblos.

Ante esas situaciones, y por fortuna, la tecnología ha puesto soluciones en materia de seguridad sobre la mesa. Primero fueron las cámaras de seguridad, un elemento que sigue siendo útil pero que es necesario combinar con otros aspectos para garantizar que los riesgos de padecer un atraco son mínimos. De lo contrario, estaremos expuestos. Tengamos en cuenta que los ladrones normalmente conocen el terreno en el que se mueven y saben qué medidas de seguridad posee el edificio en el que quieren entrar. Tener unos sistemas de seguridad estupendos es fundamental para que sus intenciones se marchiten y puede suponer la diferencia entre la suerte y la desgracia.

Grupo Cayp puede ser la encargada de marcar esa línea. Se trata de una entidad que vela por la seguridad y la protección de diferentes espacios mediante el suministro de una buena variedad de sistemas de acceso entre los cuales se encuentran la identificación por huella, facial o a través de una tarjeta personal. Estos sistemas cuentan con las últimas novedades tecnológicas del mercado y permiten ahuyentar cualquier intención de hurto o robo en los diferentes recintos y fábricas.

La videovigilancia es otro de los servicios que pueden contribuir a ello. Es por ello por lo que también tiene cabida en Grupo Cayp mediante la puesta a la venta de las cámaras de vídeo más potentes de la actualidad. En una compañía como tal, todo está preparado para que nada falle y se asegure todo el perímetro que interese mantener a salvo.

Robos que cambian una vida

Han sido muchos los casos de atracos que han terminado por ser el principio del fin para muchos empresarios. Los casos, por desgracia, no se pueden contar con las manos y suelen producirse también durante el día e incluso mientras dura la jornada laboral de algunos trabajadores. A continuación, se describen varios de los casos que se han producido en España durante los últimos años.

Uno de los casos más sonados de los últimos tiempos ha sido la banda que, en Cataluña, se encargó de desvalijar más de 20 fábricas en un periodo de 3 meses. Los componentes intentaban por todos los medios anular las cámaras de seguridad y el suministro eléctrico. Esta serie de robos podría haberse evitado, o combatido de una manera más rápida y eficaz, si en los polígonos industriales en cuestión se hubiera apostado por una seguridad tan específica como la que ofrece Grupo Cayp.

Por otro lado, el pasado mes de marzo la ciudad de Almansa, situada en la provincia de Albacete, pudo volver a respirar tranquila al ser detenidas 2 personas acusadas de 3 robos en una fábrica de calzados, otro caso que probablemente hubiese tenido mucho menos recorrido con sistemas de seguridad de la máxima calidad.

Como vemos, en la mayoría de las ocasiones los ladrones son identificados y detenidos. ¿Pero cuánto tiempo después de haber cometido el robo? Normalmente, les da tiempo a cometer más delitos desde que cometen el primero hasta que son detenidos. Y ya es hora de acabar con ello. Apostar por la seguridad nunca estará de más.